Mandrake. La Biblia y el bastón. Rubem Fonseca

2cc1a-mandrake_biblia_baston

Título original: Mandrake. A Bíblia e a bengala. 2005

Traducción: Elkin Obregón S. 2007

Edición: Edigrabel S.A.

Colección: La otra orilla, de Grupo Editorial Norma

Páginas: 186

ISBN: 84-96694-59-3

Igual que muchas de mis últimas lecturas, ésta es fruto de la casualidad y oportunidad. Visité la biblioteca a devolver el último “cargamento” de libros y me puse a curiosear por la sección de novela negra, a ver qué encontraba para la G, pero al lado estaba la F y ahí me encontré con este autor brasileño del que nunca había oído hablar… y ¡no podía dejar pasar la oportunidad de descubrirlo!

Sobre el autor:
Rubem Fonseca nació en 1925 en Juiz de Fora, estado de Minas Gerais. Estudió derecho en Río de Janeiro, especializándose en derecho penal y administración en las universidades de Nueva York y Boston. Es autor de los libros de cuentos Los prisioneros (1963) y El collar del perro (1965); de las novelas El caso Morel (1973), que lograría los elogios de la crítica y que sería confiscada por la policía; El gran Arte (1983), que le daría pleno reconocimiento mundial; Bufo & Spallanzani (1986); Vastas emociones y pensamientos imperfectos (1988), donde rinde homenaje al gran cuentista ruso Isaac Babel; Agosto (1990); Romance negro y otras historias (1995) y Diario de un libertino (2005), entre otras. Por ser considerado un narrador excepcional, en 2003 le fueron concedidos los premios literarios Juan Rulfo y Camões.

Sobre la novela:
Este es el primer episodio que se publica en España de la rica historia del personaje emblemático de Rubem Fonseca: Mandrake, un abogado criminalista mujeriego y con pretensiones de detective, que investiga dos misteriosos casos. En el primero, sus servicios son requeridos por una atractiva coleccionista de libros raros que le pide dar con el paradero de un amigo muy peculiar, un enano experto en libros que parece estar involucrado en el robo de una de las famosas Biblias de Gutenberg, y dicha Biblia se convierte, a la larga, en el centro de las pesquisas.
En el segundo caso, un hombre de la alta sociedad de Río es asesinado en circunstancias muy extrañas, pues ninguna de las cámaras de seguridad de su casa da indicios de quién pudo haber entrado a cometer el crimen. El problema es que la esposa de la víctima es amante de Mandrake, y el asesinato se cometió con el estoque de uno de sus bastones, así que todas las pruebas lo señalan como el principal sospechoso.

Mi lectura:
Por segunda vez en poco tiempo, me he encontrado con un libro con el que no he conectado y que se me ha hecho pesado de leer. Tal vez porque ando falta de tiempo y sobrecargada de cansancio, pero me costó muchísimo engancharme y leí la segunda historia por pura inercia. No he conectado con Mandrake, el detective protagonista de la historia, igual que no he conectado con la forma de contarlas, porque el libro es una narración continua de los hechos, conversaciones, entornos, etc. No hay diálogos, todo lo que sabemos es porque Mandrake nos lo cuenta, como espectadores anónimos a su monólogo. Como muestra, un botón:

“Weksler salió del cuarto. Regresó poco después, dejando abierta la puerta.
Tienes visita, dijo.
Y entonces Angélica apareció en la puerta. Tenemos que irnos, dijo Raul. Después volveremos, dijo Weksler. Los dos se retiraron.”

Estilo de narración aparte, destaca el humor negro y la ironía detrás de las palabras y actitudes de Mandrake, mujeriego confeso al que su debilidad puede traer problemas en las investigaciones. Aunque no haya conectado ni con él ni con el libro, puedo entrever parte del retrato de la sociedad brasileña, e imagino que los extraños personajes que aparecen responden a estereotipos de la misma, pero no pondría la mano en el fuego sobre mi deducción.

Mi valoración:
Visto lo visto, no volvería a leerlo, aunque no descarto probar suerte con la otra novela que hay del autor en la biblioteca, El cobrador. Al fin y al cabo, hay libros que se nos atragantan porque no los leímos en el momento adecuado y éste podría ser el caso, igual que el varias empezado y nunca terminado Cien años de soledad.
En todo caso esperaré a que se termine el trabajo de verano y daré la oportunidad a otros autores que recién han llegado hoy a mi casa… ya tengo la Q, la R y la T, y candidatos a la J, LL, U e Y, mientras me pienso si abandono la I o le doy otra oportunidad más adelante.

Advertisements

3 pensaments sobre “Mandrake. La Biblia y el bastón. Rubem Fonseca

  1. Vale, me has convencido… para no leerlo, jajajaja! Me gusta que los diálogos sean de los de toda la vida… Hace poco me ocurrió lo mismo con “Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea” (aunque en este caso el libro en sí vale la pena y por eso se lo perdono, jeje…).
    Besotes!

  2. Retroenllaç: Reto Autores de la A a la Z. | Punts Vius

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s