Perseguidoras. Clara Usón

Perseguidoras

Edición: Alfaguara, 2007

Páginas: 296

ISBN: 978-84-204-7229-4

Concluyo las vocales con otra autora a la que aún no había tenido ocasión de conocer. Entre tanta novela negra, apetece desconectar de misterios, asesinatos y crímenes y sumergirse en historias más o menos sencillas que nos permitan conocer más sobre el alma humana.

Sobre la autora:

Clara Usón nació en Barcelona en 1961. Es abogada y escritora. Su primera novela, Noches de San Juan, fue galardonada con el Premio Femenino Lumen en 1998. Ha publicado también Primer vuelo y El viaje de las palabras, ambas obras muy bien acogidas por la crítica, que destacó su originalidad, enorme imaginación y fino sentido del humor. Ha residido en Londres y en el pequeño pueblo mexicano de Valle del Bravo.

Sobre la novela:

Ana, joven barcelonesa que siempre quiso ser actriz, trabaja como abogada en un importante bufete. Con una madre enferma, una hermana esquizofrénica y otra drogadicta a la que no ve desde hace dos años, el escenario de su vida se reduce a una sofocante rutina.
Una llamada en plena noche la conduce a una lujosa casa de citas y a un desafortunado encuentrol. Allí yace muerto un insigne cliente. Entre seguros de vida, abogados deseosos de medrar, una red de prostitución y sus hermanas complicando las cosas, las dotes artísticas de Ana van a serle muy útiles.

Mi lectura:

Decía al principio que quería desconectar de novelas negras, y voy y me tropiezo con otro muerto… será cosa del destino. Como bien nos dice la editorial, Ana es la protagonista de esta historia de tres hermanas y su lucha por ser felices, cada una a su manera. Ana es la pequeña de las tres, la menos comprendida, porque ni destacó en los estudios como Maite ni es guapa como Alicia, además ¡quería ser actriz! todo un ultraje para su madre viuda, estanquera de profesión hasta su jubliación.
Un día Maite comenzó a escuchar a Dios, y a Jesús, y a María, y a las palomas… y se enoja cada vez que le recuerdan que debe tomarse la medicación. ¿Para qué? piensa ella, si toma esas pastillas deja de oirles, pero sabe que están ahí al acecho igualmente… Sí, Maite sufre esquizofrenía y en su lucha interior sufre la soledad de aquel a quien la mente traicionó.
Alicia, la guapa, ha pasado de una adicción a otra, enganchada a la cocaína y el acohol, ha desvalijado a toda su familia y ha perdido su confianza. La única que cree que podrá superarlo es su madre, que una y otra vez hará lo imposible por salvarla. Tiene un hijo, con el que pensó que lograría desengancharse, aunque no quisiera tenerlo. El hijo queda en manos de su madre, y cuando ésta enferma, en manos de Maite, bajo el control de Ana.
Y Ana, actriz frustada que estudió derecho para hacer feliz a su madre y trabaja en un despacho de abogados como el último mono, sometida a la competencia desleal de sus compañeros, y a un trabajo que no le gusta. Ella quiere ser feliz, una actriz de éxito, que la dejen tranquila, pero debe ocuparse de sus hermanas, de su sobrino, de su madre… ¿por qué la vida es tan injusta? ¿tendrá razón su madre y es una egoísta?
Todas estas historias se entrecruzan a lo largo de los 19 capítulos de la novela. Algunos están narrados en primera persona, otros en segunda y otros en tercera, según qué hermana hable en el momento.
Tal como nos avanza la contraportada, la muerte de un cliente del bufete en extrañas circunstancias y un encuentro sorprendente, sacudirá la vida de las tres hermanas, llegando a extremos impensables.
He de destacar el gran trabajo que ha hecho la autora, leyendo sobre ella y la novela, nos confiesa que las tres hermanas son ella misma. Abogada de profesión, también fue vícitma de las drogas y logró superarlo. Para el papel de Maite se documentó durante dos años y fue el papel que más le costó escribir. Debo decir que logra expresar muy bien el declive de la enfermedad, el abismo en que se sume el paciente cuando deja la medicación y la soledad que siente en todo momento.

Mi valoración:

Aunque es una novela protagonizada por mujeres, no entra en el género de literatura femenina. Las hermanas podrían bien ser hermanos, salvo tal vez el papel de Alicia, por ser madre y víctima de su belleza.
La lectura es amena, y me ha permitido descubrir la lucha interna de los adictos, la montaña rusa que les acompaña en su desintoxicación, los conflictos internos que tienen, la visión de la adicción como una huida sin futuro. También me ha sorprendido entrar en la mente de una esquizofrénica, las realidades superpuestas, el “saber” algo y que nadie te crea…
Me alegro de haberla leído, aunque no es candidata a relecturas.

Advertisements

Un pensament sobre “Perseguidoras. Clara Usón

  1. Retroenllaç: Reto Autores de la A a la Z. | Punts Vius

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s