Un millón de gotas. Víctor del Árbol

Un_millon_de_gotas

Edición: Ediciones Destino, 2014

Páginas:670

ISBN: 978-84-233-4813-8

Proclamada como una de las mejores novelas del año pasado, conseguí finalmente hacerme con ella en la biblioteca. Y no puedo decir más que se merece sobradamente todas las buenas críticas que ha recibido.

Sobre el autor:

Víctor del Árbol, nacido en Barcelona en 1968, fue mosso d’esquadra desde 1992 hasta 2012. Cursó estudios de Historia en la Universidad de Barcelona, colaboró dos años como locutor en el programa radiofónico de realidad social Catalunya Sense Barreres (Radio Estel, Once). Su primera novela, El peso de los muertos (editorial Castalia), ganó el Premio Tiflos de Novela en 2006. Fue finalista del XIII Premio Fernando Lara en 2008 con El abismo de los sueños (inédita). En 2011 publicó La tristeza del samurai (Editorial Alrevés). Traducida a una decena de idiomas y bestseller en Francia, cuenta con el reconocimiento de la crítica y de numerosos premios.

En 2013 publicó Respirar por la herida (Editorial Alrevés) finalista en el Festival Internacional de Cine Negro de Beaune 2014 a la mejor novela extranjera.

Sobre la novela:

Gonzalo Gil es un abogado metido en una vida que le resulta ajena, en una carrera malograda que trata de esquivar la constante manipulación de su omnipresente suegro, un personaje todopoderoso de sombra muy alargada.

Tras años sin saber de ella, Gonzalo recibe la noticia de que su hermana Laura se ha suicidado en dramáticas circunstancias. Su muerte obliga a Gonzalo a tensar hasta límites insospechados el frágil hilo que sostiene el equilibrio de su vida como padre y esposo. Al involucrarse decididamente en la investigación de los pasos que han llevado a su hermana al suicidio, descubrirá que Laura es la sospechosa de haber torturado y asesinado a un mafioso ruso que tiempo atrás secuestró y mató a su hijo pequeño.

Pero lo que parece una venganza es solo el principio de un tortuoso camino que va a arrastrar a Gonzalo a espacios inéditos de su propio pasado y del de su familia, que tal vez hubiera preferido no afrontar.

Mi lectura:

Hace días que terminé la lectura de esta novela, es tan intensa que he tenido que tomar distancia para analizar qué me ha parecido y argumentarlo.

Son varios los personajes que llevan el peso de la historia. Por un lado tenemos a Gonzalo Gil, un abogado de pocas aspiraciones, o más bien aspiraciones escondidas tras rutinas aparentemente satisfactorias. Tenemos también a Laura, su hermana, cuya muerte hará reaccionar a Gonzalo y enfrentarse a sí mismo. Y a Elías Gil, el padre de ambos, comunista comprometido que viajó a la URSS persiguiendo la revolución y fue detenido, torturado y deportado a la infame isla de Nazino. Por otro lado tenemos a Rafael Alcázar, inspector del cuerpo nacional de policia, y jefe y compañero de Laura.

Narrada a dos tiempos, descubriremos de la mano de Gonzalo qué hay tras la muerte de Laura, qué la llevó a suicidarse y quien es el verdadero responsable de su muerte y de la del mafioso del que la acusan de haber torturado y asesinado. Paralelamente seguiremos los pasos de Elías, desde su soñado viaje a la URSS hasta el calvario de escapar a la muerte y regresar al mundo de los vivos. Las amistades y enemistades que surgieron entonces llegarán hasta hoy día, extendiéndose en el tiempo hasta llegar a lo absurdo.

Son muchas las historias y muchos los personajes que van apareciendo, todos bien definidos, imprescindibles para conocer qué pasó entonces y qué ha pasado ahora.

Poco más puedo o quiero añadir, para no caer en la tentación de contar más de la cuenta y chafaros su grata lectura. Las dos tramas me han parecido intensas, provocando que más de una vez me haya saltado el orden de los capítulos para saber qué pasa a continuación en esa trama, y luego regresar al orden natural para avanzar con la otra, hasta que confluyen en un final vertíginoso.

Mi valoración:

Ni que decir tiene que me ha gustado, y mucho. Aunque ha habido momentos que mi mente me ha jugado malas pasadas y ya no sabía a quién acompañaba en la dura travesía de las estepas siberianas, si a Elías Gil o a Primo Levi. Es lo que tiene haber disfrutado / sufrido tanto con ese episodio de nuestra historia.

Así que altamente recomendable, porque aunque hay alguna que otra muerte que esclarecer por en medio, y personajes sórdidos, no es una novela de detectives al uso. Es el relato de cómo un hombre normal, con el que te podrías cruzar cualquier día por la calle, acaba descubriendo la verdad de su pasado y el peso de los rencores y las venganzas.

Anuncis

La sonata del silencio. Paloma Sánchez-Garnica

La_sonata_del_silencio

Edición: Editorial Planeta, 2014

Páginas: 894

ISBN: 978-84-08-12705-5

El año pasado leí mucho sobre este libro, fueron varias las reseñas que lo ensalzaban y en muchos blogs fue considerado uno de los 3 mejores libros editados el año pasado. Con estos antecedentes, sólo tuve que esperar a que estuviera disponible para el préstamo interbibliotecario para poder leerlo.

Sobre la autora:

Paloma Sánchez-Garnica (Madrid, 1962) es licencidad en Derecho e Historia. Autora de El gran arcano (2006) y La brisa de Oriente (2009), su novela El alma de las piedras (2010) tuvo un gran éxito entre los lectores y se publicaron cinco ediciones. Las tres heridas (2012) supuso su consagración entre la crítica y los lectores como una escritora de gran personalidad literaria.

Sobre la novela:

Marta Ribas tenía un futuro prometedor cuando conoció a Antonio, pero una lealtad mal entendida trastocará sus vidas. Cuando Antonio cae enfermo, Marta se ve obligada a ponerse a trabajar, exponiéndose a las murmuraciones del vecindario y a la indignación del esposo, humillado en su hombría. Pero a Marta se le presenta una inesperada oportunidad que le permitirá salvar su propia supervivencia y la de su hija, y encontrar, por fin, su lugar en el mundo.

La sonata del silencio es una novela de pasión, celos y sueños anhelados. Es la historia de una España de posguerra, de castañeras y carboneros, de cócteles en Chicote y de medias de nailon de estraperlo. Es un edificio cualquiera donde la riqueza y la pobreza, el tirunfo y el fracaso solo están separados por un tabique.

Mi lectura:

En primer lugar destacar el comentario de una de las bibliotecarias cuando recogí el libro “mejor apóyalo sobre una mesa o acabarás con los brazos muertos”. Y es que sí, es un libro extenso y pesado (de peso, no de lectura), que hay que leer con el libro bien apoyado, nada de tumbarse panza arriba con él en las manos. Anécdotas a parte, os contaré qué me ha parecido, ya que de reseñas mejores encontraréis en cualquier blog literario.

A través de Marta Ribas nos adentramos en el Madrid de la posguerra, donde vencedores y vencidos conviven entre lujos y miserias. Hija de diplomáticos, con una formación exquisita y poco común entre las mujeres de su época (recordemos que estamos en los años 40), se casa con Antonio, dueño de una tienda de antigüedades. Un hecho inesperado, fruto de la lealtad de Antonio con Rafael, amigo de la infancia, les llevará a perder todo lo que tenían ante sí y verse recluidos a vivir en el zaguán de la misma finca donde una vez fueron dueños del principal. Con una hija en edad de merecer y una enfermedad que amenaza con llevarse a Antonio por delante, Marta deberá tomar las riendas y ponerse a trabajar, pese a la prohibició expresa de su marido.

En esta novela nos encontramos con el mundo del estraperlo, donde productos hoy imprescindibles se convierten en lujos que pocos pueden obtener, y siempre con el peligro constante de ser detenido, estafado o robado. Nos asomamos también a la vida de cada una de las familias que viven en la finca, que con sus virtudes y defectos, no dudan en criminalizar la actitud de Marta, yéndose a trabajar cuando su marido yace enfermo de muerte. Y cuando ese trabajo la hace renacer de sus miserias, las murmuraciones y cuchicheos se extienden como la pólvora.

Chocamos también con la realidad de las mujeres de la época, esclavas y propiedad del marido, que puede hacer y deshacer en su nombre, y que si intentant salirse del redil, serán acusadas y señaladas por unos y otras.

Aparece también el poder de la Iglesia, que mueve los hilos de la existencia de los demás a su antojo, destrozando futuros aún en busca de su salvación y con una buena intención dudosa.

De todos los personajes, bien definidos todos, quien más me sirvió para situar la época es Elena, la hija de Marta y Antonio. De una edad parecida a la que debía tener mi abuela materna en esa época, ha sido ella la que me ha permitido unir recuerdos familiares con la historia. Lástima no tenerla ya conmigo para poder conocer su opinión sobre la situación de las mujeres hoy en día, y qué habría hecho ella de tener la misma libertad que tenemos ahora.

Mi valoración:

La novela me ha gustado, he sufrido con Marta y me habría gustado poder traérmela a los días de hoy para que pudiera vivir la vida que se merece. Admiro su entereza ante las situaciones que le toca vivir, la dignidad que se lleva dentro, muy adentro, independientemente de lo que murmuren los demás.

Lo que no me ha gustado, y no sé si es una característica de esta autora o no, es el uso del lenguaje que hace. Pocas veces me ha tocado mirar tanto el diccionario para encontrar el significado de vocablos de los que conoczco su sinónimo y desconozco el motivo de usar uno (en desuso) u otro (más conocido), significando lo mismo los dos y sin matices añadidos por usar uno u otro. ¿Será que así se llamaban las cosas en esa época? Por si acaso, esperaré un tiempo prudencial antes de enfrentarme a otra novela de Paloma, hasta que se me quiten los prejuicios que han nacido con esta.