Conjura de silencio. Nelson DeMille

conjura-de-silencio

Título original: Night Fall, 2004

Traducción: Gerardo Di Masso, 2005

Edición: Editorial Planeta, SA. 2005

Páginas: 472

ISBN: 978-84-08-05902-5

Si bien este autor ocupó una de las últimas lecturas del año pasado, escogí empezar con él las lecturas de intriga de este año, señal de que me gustó…

Sobre el autor:

Nelson DeMille (Nueva York, 1943) estudió Ciencias Políticas e Historia en la Hofstra University. Entre 1966 y 1999 fue coronel del ejército norteamericano y luchó en la guerra de Vietnam. Es autor de doce novelas, entre las que destacan Triángulo Mortal, The General’s Daughter, Isla Misterio y El juego del León.

Sobre la novela:

Conjura de silencio está basada en un hecho real, la explosión del vuelo 800 de la TWA en Long Island, Nueva York, el 17 de julio de 1996. La causa oficial fue un fallo mecánico que provocó que el tanque de combustible se incendiara en pleno vuelo acabando con la vida de todos los pasajeros. Sin embargo, más de doscientos testigos afirmaron, y siguen afirmando hoy, que vieron que algo parecido a un misil se estrellaba contra el avión.

En una tranquila y solitaria playa, Bud y Jill deciden filmar sus adúlteras aventuras amorosas sin sospechar que se están convirtiendo en testigos de excepción de un hecho que conmocionará al mundo: un terrible estallido ilumina súbitamente el cielo. Doscientas treinta personas acaban de morir a bordo del vuelo 800 de la TWA, el vídeo de los dos amantes puede ser la única prueba que demuestre lo que realmente ha ocurrido.

Cinco años después, para John Corey y su mujer, Kate Mayfield, miembros de la Fuerza Antiterrorista Federal, el caso no está aún cerrado. La sospecha de que se está encubriendo la verdad hace que retomen las investigaciones y que examinen las teorías que el gobierno se había encargado de probar como falsas.

Mi lectura:

Con esta lectura se confirma que cuando un autor repite personajes, es mejor leer sus novelas en orden de publicación, aunque puedas leerlas independientemente.

La novela empieza con la aventura amorosa de Bud y Jill, para relatarnos lo que ocurrió a ojos vista esa fatídica noche. Cinco años más tarde, Kate convence a John para que la acompañe a los oficios en homenaje a las víctimas del accidente y, de paso, se entrevistan con algunos testigos en contra y a favor de la versión oficial sobre qué ocurrió con el vuelo 800 de la TWA. Este será el punto de partida para que John, ex-policía de Nueva York, reclutado por la Fuerza Antiterrorista Nacional, empiece una investigación por su cuenta y riesgo… con todo el FBI y la CIA en contra.

En esta novela se sientan las bases de las relaciones entre los diferentes personajes que también aparecen en la siguiente, El Club Huster Hill, explicando hechos que ahí tan solo aparecen pincelados. En este sentido, debo decir que el autor ha sabido transmitir muy bien la información de una novela a otra, pues aunque las haya leído en orden inverso, no hubo pérdida de información.

El ritmo se mantiene  a lo largo de toda la novela, hubo un momento, cuando ya llevaba leídas dos terceras partes, que empecé a pensar si en algún momento se resolvería todo o nos dejaría con la miel en los labios, porque la trama no hacía más que complicarse y no había escapatoria posible. Afortunadamente, sin sacarse ningún as de la manga, logra reconducir la trama hasta un final, en parte previsible y en parte sorprendente.

Sobre el protagonista, John Corey, debo decir que me ha caído mucho mejor en esta novela que en la siguiente. Es un personaje díscolo, inconformista, capaz de saltarse las reglas para seguir su instinto, pero también me parece un personaje soez, con el que no logro empatizar, a diferencia de Jack Reacher, protagonista de las novelas de Lee Child, con el que siempre disfruto.

Mi opinión:

Me ha encantado, me ha gustado mucho más que la otra novela que leí de él y es un autor con el que seguro repetiré, tras una tregua, porque su lectura ha sido muy intensa y adictiva, y no siempre hay tiempo para lecturas así…

 

El Club Custer Hill. Nelson DeMille

Club_Custer_Hill

Título original: Wild Fire, 2006

Traducción: Alberto Coscarelli, 2008

Edición: Editorial Planeta, SA. 2008

Páginas: 514

ISBN: 978-84-08-07817-3

Con esta lectura termino las letras del Reto Autores 2014, me faltan algunas de las letras extras, y podría ser que pudiera añadir una más, que tengo a medio leer, pero el año se termina y no sé si alcanzaré a reseñarla a tiempo.

Inicialmente, para la D, leí otro libro, cuya reseña se ha perdido en las profundidades del otro ordenador. Si algún día logro rescatarla, ya la publicaré, pero viendo que iba para largo, decidí probar con otro libro y otro autor. Ha sido todo un descubrimiento y aún le doy vueltas…

Sobre el autor:

Nelson DeMille (Nueva York, 1943) estudió Ciencias Políticas e Historia en la Universidad de Hofstra. Entre 1966 y 1999 fue coronel del ejército norteamericano. Es autor de doce novelas, entre las que destacan Triángulo mortal, The General’s Daughter, Isla Misterio (Planeta, 1999), El juego del León (Planeta, 2001) y Conjura de silencio (Planeta, 2005).

Sobre la novela:

Los hombres más poderosos del país, reunidos en el Clubo Custer Hill, han elaborado una conspiración de alcance mundial que podría cambiar el curso de la historia: la operación Wild Fire. Este plan secreto pondría fin al pacto de no agresión entre Estados Unidos y los países islámicos, alteraria el statu quo para siempre y, como consecuencia, pondría en peligro la vida de millones de personas. Sin embargo, dos policías, el detective retirado John Corey y su esposa y agente del FBI, Kate Mayfield, descubrirán casualmente el complot y pronto comprenderán que no pueden confiar en nadie. Sólo ellos podrán detener la masacre…

Mi lectura:

No sé si será por la llegada del fin del año y el cansancio acumulado, pero me costó arrancar con la novela. Cabe destacar que antes que esta había empezado y abandonado otras dos… el hecho de que no solo la haya terminado sino que la haya devorado os puede dar idea de si me ha gustado o no…

Como decía, me costó arrancar, en los primeros capítulos se nos presenta a los actores de esta trama y los vínculos entre ellos. Una vez presentados los personajes y la situación, comienza la acción al más puro estilo de thriller. Alternando al principio los escenarios, hasta que éstos se convierten en uno único, asistimos a una conspiración que puede terminar con el mundo, tal como lo conocemos. Ideada por Bain Madox, plantea cuestiones morales propias de un demente, un demente con mucho poder, tanto poder como para poder llevar a cabo su plan si nadie se lo impide…

El detective John Corey y su esposa se ven involucrados en el asunto al ir a investigar dónde está el compañero que fue enviado a espiar la reunión secreta del Club, y del cual no se tienen noticias. Basándose en su instinto y desconfiando hasta de su propia sombra, lograrán acercarse al fuego, pero ¿se quemarán? ¿serán unas víctimas más? y hasta aquí puedo leer… jajaja.

Es curioso, porque aunque he acompañado a la pareja en su investigación, no he logrado simpatizar con ellos, sobre todo John se me ha hecho pesado, con salidas de tono que imagino intentan caracterizar al detective, distanciarlo de los detectives habituales de otras novelas, pero no he logrado creérmelo, sino simplemente odiarlo, pese a ser de los “buenos”. Y su esposa, pues tampoco le he encontrado el qué, no he conectado con ella. Todo ello me lleva a pensar que si bien me gustaría leer más del autor, espero no encontrarme con ninguno de estos personajes por en medio.

Afinidades a parte, el ritmo de la novela es trepidante, no da tregua, y al final te preguntas quién está realmente tras la conspiración, si es idea de Bain Madox o simplemente un títere en una conspiración aún mayor…

Mi valoración:

Altamente recomendable, un thriller donde el tiempo juega en nuestra contra y la lucha entre pedir ayuda o seguir desconfiando de aquellos que pueden proporcionártela, puede llevarte por el buen o mal camino.

“Esta obra de ficción está basada en un rumor divulgado por Internet relativo a un plan del gobierno parecido al que yo he llamado Wild Fire. Espero que la historia que cuento sólo ocurra en estas páginas…” Nelson DeMille

Estoy de acuerdo con el autor, esperemos que a nadie se le ocurra llevar a cabo semejante barbaridad…