El olmo del Cáucaso. Jiro Taniguchi & Ryuichiro Utsumi

Título original: Keyaki no ki, 193

Dibujos: Jiro Taniguchi

Guión: Ryuichiro Utsumi

Traducción: Shizuka Shimoyana y Miguel Ángel Ibáñez Muñoz

Adaptación gráfica: Frédéric Boilet

Edición: Ponent Mon, 2016

ISBN: 978-1-910856-17-8

Sinopsis:

En esta colección de relatos, niños y adultos sortean las vicisitudes de la existencia, solos frente a sí mismos y a sus esperanzas. Taniguchi y Utsumi evocan con sutileza aquellos momentos de distanciamiento y reflexión que deciden una vida. Con la misma agudeza y emoción de siempre, el autor de Barrio Lejano y El Caminante nos invita a una búsqueda llena de inteligencia, en pos de la paz interior.

Mi lectura:

Leer esta colección de relatos es asomarse a la vida cotidiana de la sociedad japonesa. Jiro Taniguchi ilustra la prosa de Utsumi, con gran maestría, haciendo que un simple trazo transmita todo el sentimiento oculto por la férrea educación moral. En el primer relato, que da nombre al libro, nos encontramos con una pareja que decide retirarse al campo, y compran una casa con un gran jardín precioso. Al llegar, tan solo un olmo permanece en el lugar, y los vecinos se muestran molestos por las hojas secas que llenan sus patios. Mientras deciden si respetar la voluntad de los vecinos, nos darán una gran lección.

En los siete relatos restantes nos encontraremos con un par de ancianos que intentan entender a su hija, que les deja su nieta al cargo por un tiempo, una nieta que les hará recordar a su hija de pequeña, tan parecida y tan distinta, pero sobre todo tan seria. Dos hermanos que crecen y se reencuentran en el tiempo, tras seguir caminos distintos, llenos de reproches o no. Un padre que descubre que la hija que abandonó de bebé está cerca y duda si presentarse o no, si verla o no… Una pareja de ancianos que coinciden en un banco y encuentran consuelo a su soledad en esas tardes charlando junto a un igual. El descubrimiento de un niño de los sacrificios que conlleva el mundo adulto, decidido a seguir protegiendo la inocencia de su hermano pequeño. O la adaptación de una mujer extranjera a un país y costumbres tan distintos a los suyos…

Cada vez me gusta más el trazo de Taniguchi, y cómo da vida a sus personajes sin excesos. Pero en este caso, sin la prosa de Utsumi para ayudarnos a entender sutilezas tan intrínsecas a la cultura japonesa, gran contenido de la obra se perdería por falta de comprensión.

El colom.

Un dia més emprenc el camí cap a la feina, pas a pas per un de tants carrer que m’hi poden portar. Avui ressegueixo el riu i comprovo que alguns gavins ja han adoptat el plomatge d’adults, mentre altres encara es mantenen en aquesta adolescència que els ha fet explorar fins on poden arribar les seves ales.

A la plaça els més matiners deslliguen les cadires, que ja se sap que no són gaire de fiar i qualsevol nit pas a pas, pota a pota, poden marxar cap a l’altre costat, on diuen que el sol els hi és més agraït.

Arribant al pont veig un home que també s’hi dirigeix, i apreta el pas per pujar abans que jo. Mentre vaig pujant els 4-5 graons que ens separen del tauler veig un colom gaudint del premi gros: ha trobat mitja barra de pa i està tot sol! L’home es va apropant i el colom se’l mira atent. Jo miro el colom, què farà? Sortirà volant? Mentre l’home s’apropa, el colom s’allunya pas a pas, sense perdre’l de vista. L’home passa indiferent a la tensió del moment. Ara em toca a mi…

Mentre m’apropo sento la mirada del colom però si el miro es fa el despistat, mira que en sap el malparit! Pas a pas he deixat el seu botí enrera i el veig com tot fent una mica de volta, es fa el trobadís amb ell per continuar gaudint d’un àpat de bon matí. Abans d’abandonar el pont em giro un moment a veure si tot segueix igual, i el colom m’avisa amb la mirada que el pa és seu, i si en vull, ja puc anar a buscar-me un per mi, que ell no el compartirà pas.

Lliçó apresa, estimat colom; però vigila que no vingui una gavina i et quedis sense pa!

201 contes corrents. Joan Barril

 

 

 

Edició: Amsterdam Llibres, 2009

Pàgines: 456

ISBN: 978-84-937183-2-9

 

Sobre l’autor:

Joan Barril ha publicat articles d’opinió, reportatges i contes a la premsa escrita. Va ser directori del setmanari El món i ha col·laborat a El País, La Vanguardia i El Periódico. Actualment dirigeix i presenta El cafè de la República, a Catalunya Ràdio, i El rusc, a BTV. És cofundador de l’editorial Barril i Barral. De la seva obra literària cal destacar Parada obligatòria, Tots els ports es diuen Helena, Certes Mentides i Sobre l’amor.

Sinopsis:

Després de l’èxit de 100 contes morals, Joan Barril ens regala una nova dosi de magnífics relats breus. Contes corrents sobre gent corrent escrits amb enginy, humor i molta ironia.

Excentricitat, timidesa, supèrbia, neurosi, gelosia i fins a 201 atributs són hàbilment convertits en protagonistes de 201 històries memorables. Ja sigui per llegir en veu alta o per gaudir en la intimitat, aquest és un llibre per riure’ns una mica de la condició humana i veure el món a través d’un prisma diferent.

Un autèntic regal literari d’un gran mestre de la vida.

La meva lectura:

Fa uns quants anys, recordo als estius estar escoltant El matí de Catalunya Ràdio, amb en Toni Bassas al capdavant. Un dels moments més esperats era el conte que llegia/recitava en Joan Barril. No recordo si era diari o setmanal, però sí que era un moment màgic que em feia anar a treballar reflexionant sobre el que havia escoltat. Afegiré només que quan en Bassas va marxar, vaig deixar d’escoltar aquest programa matinal, el matí sense en Bassas no és matí.

Poc després, per un Sant Jordi, va entrar a casa 100 contes morals, i aquests dies he tingut el plaer de llegir aquest altre recull de contes.

Són contes curts, d’una o dues pàgines com a molt. Petites dosis de realitat o imaginació que aconsegueixen tocar-te, fer-te somiar, volar…

Una de les coses que m’ha fet gràcia és descobrir com els noms dels protagonistes sempre estan vinculats al conte o rol que interpreten. I una altre és com objectes cotidians poden esdevenir protagonistes d’un conte, com les burilles que arriben a un cendre a l’exterior d’un restaurant i es comenten la jugada dels dos amants que han quedat. O els semàfors que es veuen i volen acostar-se per sempre més, o les bales d’un joc de petanca…

Tant m’ha agradat, que espero poder afegir-lo a la meva col·lecció particular aquest Sant Jordi, perquè faci companyia al seu germà.

Escapar. Historia de un rehén. Guy Delisle

 

Título original: S’enfuir, 2016

Traducción: María Serna Aguirre

Edición: Astiberri Ediciones, 2016

Colección: Sillón Orejero

Páginas: 428

ISBN: 978-84-16251-75-9

Sobre el autor:

Guy Delisle (Quebec, 1966) estudió artes plásticas en Sainte-Foy y en Toronto, comenzando a trabajar en 1986 en el estudio CinéGroupe de Montreal. Ha enseñado también animación, realizado cortometrajes y se adentró en el cómic en 1996.

Algunas de sus obras publicadas en castellano son Shenzhen (2000), Pyongyang (2003), Crónicas birmanas (2007), Crónicas de Jerusalén (2011), Inspector Moroni (2014)… Escapar es el último libro publicado en la actualidad.

Sinopsis:

Christophe André, miembro de una ONG médica en la región del Cáucaso, es secuestrado durante su primera misión humanitaria, en 1997. Para él empieza así un periodo de cautividad que no sabe cuándo terminará ni si saldrá vivo de él.

Mi lectura: 

Nos dice la editorial en la contraportada que es éste “un testimonio desgarrador y angustioso que muestra las dudas y la larga espera de un hombre cuya vida puede interrumpirse en cualquier momento”. Y no puedo estar más de acuerdo.

Christophe es asaltado en plena noche, la primera noche que pasa solo en la casa que tiene la ONG para la que trabaja. Su primera reacción es pensar en la caja fuerte, donde están los sueldos que ha de repartir al día siguiente, pero cuando ve que se alejan y cruzan la frontera, descubre que no es víctima de un robo sino de un secuestro.

Empieza para él un viaje angustioso donde pasará meses esposado a un radiador, del que solo podrá alejarse durante las tres únicas comidas del día y la visita al baño. Encerrado en una habitación con la ventana tapiada, intentará mantener la cadencia de los días por los ruidos que llegan del exterior, la luz que logra filtrarse, el ritmo de las comidas. Torturado por la indolencia obligada, el desconocimiento de si este será el último día de cautiverio o de vida, si te están buscando o te han dado por desaparecido… El lento pasar de los días, el esfuerzo por recordar qué día es, y cuántos días han pasado, la lenta rutina que te hace enloquecer, tan solo rota por unas voces que se alzan y que no entiendes, o por un cigarrillo ofrecido por tus captores, o un trago de vodka.

Preguntas y dudas que asoman: ¿hay que ser amable o violento con los captores?, ¿qué harías si pudieras escapar: lo intentarías o temerías las represalias?, ¿podrías vencer al guardia en un cuerpo a cuerpo?, ¿hay alguien que esté negociando por tu liberación?, ¿qué harás cuando todo esto se acabe, si es que se acaba…?

Mientras avanzaba página a página, día a día, me venía a la cabeza qué debió sentir Ortega Lara en su largo cautiverio en manos de ETA, y me quedó claro que uno no puede salir indemne de una experiencia así.

La piedra sagrada. Clive Cussler

 

Título original: Sacred Stone, 2006

Traducción: Alberto Coscarelli, 2006

Edición: Plaza & Janes, 2006

Páginas: 462

ISBN: 84-01-33605-8

 

Sobre el autor:

La vida de Clive Cussler es casi tan aventurera como la de sus protagonistas. A sus enormes éxitos como autor se añaden sus logros en la localización de barcos naufragados y aviones perdidos. Junto con la tripulación de su empresa NUMA, Cussler ha conseguido localizar unos setenta barcos y aviones de importancia histórica. Además, su colección de coches antiguos está considerada una de las más completas del mundo.

Vive entre los desiertos de Arizona y las montañas de Colorado.

La piedra sagrada es la segunda novela de la serie que narra las aventuras de Juan Cabrillo y sus hombres.

Sinopsis:

Hace más de mil años, Erik el Rojo, un vikingo expulsado de Islandia, emprende una expedición de conquista. En su avance encuentran un meteorito alrededor del cual erigirá un santuario que lo proteja.

Más de mil años más tarde, John Ackerman, siguiendo los pasos de Erik el Rojo, encuentra el meteorito en un santuario de Groenlandia. Pero no es un meteorito cualquiera, su potencial radioactivo atraerá la atención de más de un grupo, cuyas intenciones no son del todo claras…

Mi lectura:

Hacía tiempo que me apetecía leer un libro de intriga, después del buen sabor de boca que me dejó El último Catón. Como su continuación estaba en préstamo, me di una vuelta por la sección y esta novela me atrajo la atención: meteoritos, venganzas, la CIA, equipos de élite… y puedo decir que no me ha defraudado en absoluto.

Siendo una novela coral, el autor la inicia con un listado de los personajes que irán apareciendo, detalle de otras épocas que se agradece y que pocos autores mantienen. Está dividida en un prólogo, dos partes, epílogo y post scríptum, dejando todos los cabos atados. Dentro de cada uno de los 53 capítulos se separan las diferentes tramas mediante puntos y aparte. Porque si una cosa tiene, es que en un mismo momento temporal tienen lugar tramas distintas, con personajes y objetivos distintos. Para saber si llegarán a unirse, o relacionarse, habrá que seguir leyendo.

Es de lectura ágil, aunque hay que estar pendiente de quien es quien en cada momento, y por qué motivo. En este sentido, recomiendo su lectura continuada, no es una novela que puedas dejar y recuperar al cabo de unos días, pues la acción continua y no hay referencias al pasado que te ayuden a situarte, tan solo la tan preciada lista de personajes, por si olvidaste si era de los “buenos” o de los “malos”.

En la biografía que nos ofrece la editorial se comenta que este es el segundo libro de una serie, y puedo asegurar que no tenía ni idea. En ningún momento he encontrado a faltar información sobre Juan Cabrillo y su organización, aunque sí me he quedado con ganas de leer más aventuras suyas. Así que seguro repetiré con este autor.

Café Budapest. Alfonso Zapico

 

 

 

Edición: Astiberri Ediciones, 2012

Páginas: 166

ISBN: 978-84-96815-62-9

 

Sobre el autor:

Alfonso Zapico (Blimea, Asturias, 1981). Historietista e ilustrador freelance. Trabaja en proyectos educativos del Principado de Asturias y realiza ilustraciones, diseños y campañas para diversas agencias de publicidad, editoriales e instituciones. Es ilustrador de prensa en diarios regionales asturianos.

Se estrena en Francia en 206 con un álbum de corte histórico para el mercado francobelga, La guerra del profesor Bertenev (Dolmen, 2009). Su primer trabajo publicado directamente en España es Café Budapest (Astiberri, 2008). Acto seguido apuesta por recrear en cómic la vida de James Joyce, Dublinés (Astiberri, 2011), que resulta finalista a la mejor obra española del Salón del Cómic de Barcelona 2012.

Sus trabajos en cómic han sido editados en España, Francia, Bélgica, Suiza, Canadá, Polonia y, próximamente, Irlanda. Fue galardonado con el Premio Josep Toutain del Salón Internacional del Cómic de Barcelona 2010. Actualmente vive en Francia, donde trabaja en diversos proyectos de cómic en La Maison des Auteurs de Angoulême.

Sinopsis:

Yechezel Damjanich es un joven violinista judío que vive con su madre en la desolada Budapest de 1947. Un día, recibe una carta desde Jerusalén enviada por su tío Yosef, del que no sabe nada desde hace 12 años, y al que su madre aborrece sin razón aparente. Huyendo de la miseria, ambos llegan a Palestina en un convulso momento político, justo antes de que los ingleses abandonen la región.

El tío Yosef regenta el Café Budapest, un pintoresco local cercano a la Ciudad Vieja, donde coexisten judíos, árabes, occidentales… Un efímero oasis de armonía donde las notas del violín de Yechezel no tardarán en dar paso al estruendo de los obuses Davidka, las bombas árabes, el odio y la destrucción. El Café Budapest se convierte en un pequeño escenario donde se reflejan el caos y la barbarie presentes en toda Palestina.

Mi lectura:

Me acerqué a esta novela gráfica atraída por el sugerente título, y tras leer la sinopsis no pude más que llevármela a casa para disfrutar de su lectura.

Poca gente habrá que no haya oído hablar del conflicto entre israelís y palestinos. Mucho se ha escrito sobre el tema, y algo he leído, pero hasta ahora no había leído nada sobre el inicio del conflicto, sobre esos momentos convulsos que dieron pie a la situación actual.

La novela se podría dividir en cuatro partes: la presentación de Yechezel y su madre, a la que logra convencer de acompañarle a Jerusalén, donde vive su tío Yosef y donde pueden tener un futuro. A su llegada, conoceremos una ciudad cosmopolita donde judíos, árabes y occidentales conviven en paz y armonía, con la única presencia del ejército británico para controlar los disturbios ante la llegada masiva de refugiados judíos.

Continua con el aumento de los disturbios y los atentados ante la inminente marcha del ejército, y finalmente el regreso al hogar huyendo una vez más de la barbarie.

Yosef, más conocido como el León de Budapest por su actividades anarcosindicalistas, regenta el Café Budapest, frecuentado por judíos, árabes, británicos… una muestra más del ambiente de la ciudad. Será ese pasado al que reclamará el rabino para unir a Yosef a sus filas, siendo él un ateo confeso que no quiere saber nada de guerras…

Rabino intentando convencer a Yosef

Yechezel conocerá a la bella Yaiza, que hace el reparto de frutas y verduras al café que sirve de hogar y medio de vida a la familia. Ella le presentará a su familia, y a su padre, músico como él, con quien no dudará en reunirse para que la música fluya uniendo razas y religiones. En uno de sus encuentros, aparece esta reflexión que creo es el quid del conflicto actual:

 

Any nou, vida nova?

Sí, ja sé que fa dies que va començar l’any, igual que fa mesos que no publico res al blog que no siguin ressenyes de llibres per al repte d’autors de la A a la Z (encara no t’has apuntat? tens fins a finals de març per fer-ho!). Els darrers temps han estat molt moguts i l’any 2016 molt intens.

Sí, ya sé que hace días que empezó el año, igual que hace meses que no publico nada en el blog que no sean reseñas de libros para el reto de autores de la A a la Z (¿aún no te has apuntado?, ¡tienes hasta finales de marzo para hacerlo!). Los últimos tiempos han sido muy movidos y el año 2016 fue muy intenso.

La feina que em va donar ales per despegar es va acabar i em vaig quedar a l’atur un cop més. Per sort, gràcies a les noves amistats que vaig fer ballant salsa, em vaig assabentar d’unes altres oposicions en el meu sector. Vaig estudiar força, vaig demanar consell/opinió/ajuda a amics que treballen en temes similars, i després de molt patir, vaig guanyar la plaça. És temporal, però ja se sap que la temporalitat pot ser molt elàstica, així que ja porto uns mesos gaudint de la nova feina, aprenent i descobrint tot un món nou. A més hi puc aplicar algunes de les coses que estic veient en el màster, i a la feina els hi va molt bé que ho apliqui, així que tots contents!

El trabajo que me dio alas para despegar de nuevo, se terminó y me quedé en el paro una vez más. Por suerte, gracias a las nuevas amistades que hice bailando salsa, me enteré de otras oposiciones en mi sector. Estudié muchísimo, pedí consejo/opinión/ayuda a amigos que trabajan en temas similares, y tras mucho sufrir, gané la plaza. Es temporal, pero ya se sabe que la temporalidad puede ser muy elástica, así que ya llevo unos meses disfrutando del nuevo trabajo, aprendiendo y descubriendo todo un mundo nuevo. Además, puedo aplicar algunas de las cosas que estoy viendo en el máster y en el trabajo les gusta que lo aplique, así que todos contentos!

Continuo estudiant el màster, aquest és el segon any, la especialització. Em va costar triar entre les dues possibilitats, i no descarto l’any vinent cursar l’altre com a postgrau. Però tot això ja és veurà, que aquest any està sent més difícil que l’anterior i he tingut uns quants pics d’estrés extrem entre la feina i els estudis.

Continuo con el máster, este es el segundo curso, el de especialización. Me costó escoger entre las dos opciones y no descarto estudiar la otra el próximo año como postgrado. Pero ya se verá, que este año está siendo más difícil que el anterior y he tenido algunos picos de estrés máximo entre el trabajo y los estudios.

Em van operar a finals de l’estiu, la recuperació va anar molt bé i ara només cal seguir controlant que tot segueixi bé. Per altra banda, porto gairebé un any amb un tendinitis que semblava de colze però ha resultat ser d’espatlla. Aviat començaré la rehabilitació (beneïda seguretat social…) i espero poder tornar a estar a punt per seguir ballant. Amb la bici he anat sortint alguns dies, quan el braç, el temps i les ganes han acompanyat 😉

Me operaron a finales del verano, la recuperación fue muy bien y ahora sólo resta seguir controlando que todo siga bien. Por otra parte, llevo casi un año con una tendinitis que parecía de codo pero ha terminado siendo de hombro. Pronto empezaré la rehabilitación (bendita seguridad social…) y espero poder volver a estar a punto para seguir bailando. Con la bici he hecho algunas pequeñas salidas, cuando el brazo, el tiempo y las ganas me han acompañado 😉

Em sento com si hagués pujat a una muntanya rusa i ara arribés la calma, he recuperat aficions com la fotografia, tinc més ganes d’escriure i compartir opinions i reflexions, així que espero poder seguir publicant noves entrades. Potser recuperi algunes de les que es van quedar pel camí, o potser no. En tot cas, benvinguts a aquest raconet!

Me siento como si hubiera subido a una montaña rusa y ahora llegara la calma, he recuperado aficiones como la fotografía, tengo más ganas de escribir y compartir opiniones y reflexiones, así que espero poder seguir publicando nuevas entradas. Tal vez recupere algunas de las que se quedaron por el camino, o tal vez no. En todo caso, ¡Bienvenidos a este rinconcillo!